BIENVENIDO

Gracias por visitar este blog. Aunque la página no se actualiza con tanta frecuencia como el dedicado a la II GM, todos los comentarios son revisados y contestados.

Actualmente hay 20 reseñas publicadas.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Capitán Conan (Capitaine Conan)

Capitán Conan (1996)

Durante la I GM, la unidad del Teniente (posteriormente ascendido a capitán) Conan, tras participar en duros combates en el Frente de los Balcanes, espera ser repatriada a Francia. Sin embargo, una vez firmado el armisticio de Noviembre 1918, y tras un problemático acuartelamiento en Bucarest, durante el que el mejor amigo de Conan, el Teniente Norbert, tendrá que formarle consejo de guerra a varios soldados, Conan y sus hombres son enviados a combatir en el Delta del Danubio contra las fuerzas bolcheviques rusas.

Dirigida por el afamado realizador francés Betrand Tavernier, quien se basó en la novela homónima del escritor Roger Vercel, “Capitán Conan” es una película con un potente mensaje antibelicista. La guerra en este film es deliberadamente presentada en su forma más descarnada y abrupta (muy buena la escena en la que Conan ataca una posición enemiga armado con cuchillos y lanzando granadas con hondas). Los temas que plantea la historia son los recurrentes en este tipo de films, pero siempre resultan de interes: el falso heroísmo frente a la brutalidad de los combates, el abismo existente entre los altos oficiales y los soldados enviados a morir en el frente, y el dualismo entre razón e instinto, que se nos muestra personificado en la racionalidad del teniente Norbert y la visceralidad de Conan.

Todos estos temas aparecen correctamente articulados en el argumento, aunque el conjunto no acaba de cuajar del todo y resulta quizás un poco frio, al tratarse tantos temas simultaneamente. Personalmente opino que hay un exceso de metraje y que determinadas partes se alargan innecesariamente, (sobre todo en la parte de los consejos de guerra que Norbert va instruyendo), pudiendo haberse recortado o suprimido sin que la pelicula perdiera sustancia. Aunque el film no muestra demasiadas escenas de acción bélica, pero las que hay están bien filmadas, sobre todo el asalto a una colina defendida por tropas búlgaras y el intento de cruce del Danubio por parte de los bolcheviques.

En el apartado interpretativo, hay que destacar especialmente el personaje de Conan, con diferencia lo mas logrado del film, con una gran interpretación del protagonista que logra hacer muy creible y humano su personaje de hombre de acción inteligente pero muy embrutecido y viblemente deshumanizado por las vivencias de la guerra.En resumen “Capitán Conan” es una buena película aunque quizás un poco falta de ritmo.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

El Batallón Perdido (The Lost Batallion)

El Batallón Perdido (2001)

La acción se situa en el Frente Occidental en Octubre de 1918. Los aliados preparan una ofensiva conjunta de las tropas norteamericanas y francesas para romper las lineas defensivas alemanas zona del Bosque de Argonne, un sector fuertemente defendido y fortificado. La ofensiva comienza con éxito en el sector norteamericano, pero resulta rechazada en el francés, por lo que el ataque se suspende. Sin embargo, parte de la 77ª division de infanteria de EEUU, concretamente el batallón del Coronel Wittlesey, que ha conseguido romper las defensas alemanas, ha quedado aislado muy dentro de la retaguardia enemiga. Mientras esperan ayuda y refuerzos, el batallón de Wittlesey habrá de rechazar en solitario los furiosos contraataques alemanes.

Basándose en los hechos reales acaecidos durante la batalla de Argonne, en el contexto de la última ofensiva aliada de la guerra “El batallón perdido” va en la linea de los telefilmes norteamericanos dedicados a la mayor gloria de sus hazañas bélicas. Como suele ser habitual en este tipo de producciones, la factura visual y la ambientación son bastante correctas, pero el trasfondo de la historia es bastante plano. Todo el filme viene a destilar la misma moraleja: EEUU es una gran nación compuesta por múltiples razas que luchan por la libertad y por eso mismo sus ejércitos vencen en el campo de batalla. El hecho de que Octubre de 1918 el ejército del Kaiser fuera una sombra del de 1914, lleno de reservistas y hombres desmoralizados no se menciona ni de pasada (seguramente porque entonces las hazañas del heroico batallón serían menos gloriosas, y claro, no es cosa de deslucir el valor de los chicos USA).

Las escenas de combates no están del todo mal en el apartado técnico, pero la puesta en escena es a veces un poco burda. Por ejemplo, en la escena del ataque de las “Stosstruppen” contra la posición americana, los alemanes avanzan frontalmente (eso sí algunos armados con lanzallamas) y para nada usan las tácticas propias de dichas tropas consistentes en ataques dividos en secciones de armas combinadas.

Los actores, la mayoría de ellos desconocidos, están correctos en general sin demasiados alardes, ni ninguno que destaque especialmente en su interpretación. Los personajes que integran la unidad americana son muy típicos y tópicos: el general que desprecia la vida de sus hombres, el oficial esforzado y honesto, el soldado bruto, el suboficial duro… en fin todo muy visto en decenas de películas bélicas anteriores.

En fin, "El Batallón Perdido" resulta una película bélica pasable, de esas que puede servir para aliviar el sublime tedio de los domingos otoñales, pero poco más, sobre todo por su escasa originalidad y descarado patrioterismo. No me resultó especialmente recomendable, aunque sí interesante por tratar el tema de la I GM.

martes, 16 de octubre de 2007

Flyboys (Heroes del Aire)

Flyboys: Heroes del Aire (2006)

Un variopinto grupo de jóvenes estadounidenses decide, por distintos motivos, alistarse como voluntarios para luchar en la Escuadrilla Lafayette, una unidad aerea del Ejército Francés. Tras pasar un duro entrenamiento, el grupo de jóvenes e idealistas pilotos, liderados por el carismatico Blaine Rawlings, conocerá la cara gloriosa y amarga de la guerra, así como la rivalidad con los pilotos alemanes.

La verdad es que un primer repaso a las cualidades de Flyboys: (cuidada ambientación, jóvenes actores, buenos efectos especiales…) podría inducir a pensar que estamos ante una buena película. Pero lo cierto es que las virtudes formales del film quedan sepultadas por un aire de cine liviano que busca casi exclusivamente el puro entretenimiento palomitero. Y ahí es donde patina la película, en aras de la espectacularidad se sacrifica todo lo demás. Las batallas aereas abusan de los efectos digitales, hasta el punto de que los cazas biplanos de hélice maniobran como autentícos “jets” a reacción, todos los aviones alemanes son Fokkers triplanos pintados de rojo, y para terminar no podía faltar el piloto alemán malo malísimo (el “Halcón Negro”) y el Zeppelin.

Si a esto le únimos el guión tópico, manido y lleno de lugares comunes del cine bélico, con su historieta romántica incluida, no queda otro remedio que concluir que “Flyboys” suena a algo muy, pero que muy, visto. Sensación que no se ve precisamente atenuada por un exagerado metraje de 140 minutos, y un climax final hipertrofiado y absolutamente infumable. Más que una película, el conjunto de “Flyboys” recuerda al de un videojuego. Solo rescatable por la ambientación y algún que otro plano aereo, pero por lo demás un titulo bastante flojo.

lunes, 1 de octubre de 2007

Aguilas Azules (The Blue Max)

Águilas Azules (1966)

Bruno Stachel (George Peppard), es un hábil y ambicioso piloto de combate alemán de origen humilde, que lucha en la guerra ante todo por conseguir un objetivo personal: conseguir la más alta condecoración al valor que se otorga en el ejército alemán: La Cruz Pour Le Merite (o Max Azul). A tal fin, Stachel no dudará en sacrificar tanto a amigos como enemigos hasta conseguir la distinción y convertirse en un heroe nacional. Sin embargo, su éxito también le conducirá a la autodestrucción personal.

Aguilas Azules” constituye un más que interesante drama bélico, a la vez que una cuidada recreación de la guerra aerea durante la I GM, que tiene además el interés añadido de ofrecer una visión de la contienda desde el punto de vista alemán. El eje argumental de la historia (la obsesion del protagonista por ganar una alta condecoración al valor a cualquier precio) puede considerarse predecesor del clásico ambientado en la II GM “La Cruz de Hierro”. La película tiene varios aspectos meritorios de entre los que hay que destacar la sobresaliente fotografía, unas muy buenas escenas de combates aereos; y un elaborado guión que consigue mantener la atención del espectador. La historia trata temas variados como son la ambición personal, la relatividad del heroísmo o el precio de la fama, de forma bastante veraz y creible, logrando dotar de profundidad a la historia bélica que sirve de hilo conductor de la trama.

En el apartado interpretativo, hay que decir que los actores principales George Peppard y Ursula Andress, están muy bien en sus respectivos papeles, arropados además por el buen hacer de los secundarios. Si a ello le unimos el buen hacer en el apartado técnico y unas más que logradas escenas de acción, hay que concluir que estamos ante una buena película, quizas un tanto desconocida, pero altamente recomendable.

Calificación: 7/10

viernes, 28 de septiembre de 2007

Deathwatch

Deathwatch (2002)

La acción se sitúa en el Frente Occidental. En medio de un ataque nocturno, un pelotón británico se vé atrapado en las alambradas enemigas y sorprendido por lo que parece ser un ataque con gas venenoso, formando una nube que los envuelve. Cuando atraviesan dicha nube, se encuentran con que han ocupado una trinchera alemana abandonada. Dispuestos a mantener la posición, los miembros del pelotón se instalan en ella, pero pronto empiezan a experimentar que algo maléfico habita en la trinchera.

Una nueva muestra de la reciente tendencia del cine contemporaneo a mezclar elementos terror y cine bélico. Esta producción británica, protagonizada por el joven actor protagonista de "Billy Elliot", supone una nueva vuelta de tuerca al cine que podríamos denominar “war horror”. Como suele suceder, el arranque de la película, con la ocupación de la misteriosa trinchera, resulta atrayente, pero luego la historia no sabe mantener el interés. Los fenómenos extraños que ocurren en la trinchera no bastan por sí mismos para crear una atmósfera tensa, y el guión tampoco acaba de desarrollar bien todos los temas que apunta (la responsabilidad del mando, la neurosis de guerra, cierta crítica antibelicista…). Al final todo se resuelve de una forma bastante poco verosimil y aun menos convincente, de un modo que recuerda a películas como “El Bunker” y “Barco Fantasma”.

Lo mejor de la película, sin duda, lo encontramos en la puesta en escena de la trinchera, cuya ambientación es sencillamente PERFECTA. El barro, la humedad, los cadaveres... todo está recreado con un realismo absoluto, que da una idea bastante clara de lo que fueron las trincheras en la I GM. Al menos por eso, sí que vale la pena ver “Deathwatch”. Medianamente entretenida.





Crítica de Reisman

jueves, 27 de septiembre de 2007

Senderos de Gloria (Paths of Glory)

Senderos de Gloria (1957)
Frente Occidental, año 1916. El alto mando francés quiere conseguir a toda costa romper el frente alemán, para lo cual deciden lanzar una ofensiva en un sector fuertemente defendido dominado por una importante colina. El general Boulard encarga esta tarea al ambicioso y falto de escrúpulos general Mireau. Éste, a su vez, ordena al Batallón del Coronel Dax que encabece el ataque. Este se realiza, pero resulta un desastre debido a la fuerte resistencia alemana, que obliga a los soldados a retroceder a sus trinchera. Ante el fracaso de la ofensiva, Mireau, furioso por la derrota, decide castigar ejemplarmente a la unidad de Dax fusilando a tres soldados por cobardía, que serán elegidos al azar entre los participantes en el ataque.

Senderos de Gloria” está considerada, con toda justicia, una de las Obras Maestras del Séptimo Arte. Muy posiblemente, solo el genio de Stanley Kubrick tenia la capacidad de crear una película como esta, el mejor alegato antibelicista jamás filmado. Pocas veces una historia ha sido tan bien filmada y con tanta intención. En “Senderos de Gloria” (toda una ironía ya desde su título) no hay lugar para el heroísmo ni por supuesto para esa “gloria”. Los hombres son enviados al matadero por generales deshumanizados que solo buscan su beneficio personal. Frente a eso, los hombres justos (Dax) se ven impotentes para detener la maquinaria bélica, que devora vidas amigas y enemigas sin un rastro de humanidad ni de esperanza.

Más alla del portentoso guión, Kubrick deja patente su vigorosa dirección en plano visual con sus estudiados travellings, (sobresaliente la escena en la que Dax inspecciona a sus tropas agazapadas en las trincheras antes del ataque) y su portentoso dominio del uso de los distintos planos de la narración. Escenas como las de la mujer que canta en la cantina para los soldados o las del fusilamiento de los tres "culpables" prácticamente crean un nudo en la garganta.

Por supuesto, tanto la puesta en escena como las actuaciones de los personajes principales, especialmente Kira Douglas en uno de sus mejores papeles, son sobresalientes. En definitiva, una película en la que cada diálogo, cada plano y cada gesto interpretativo están encajados con una precisión de mecanismo suizo; y todo ello puesto al servicio de una historia que abruma por su realismo y tensión dramática. En resumen, “Senderos de Gloria” constituye una reflexión mayéstica sobre la verdadera naturaleza de la guerra con el sello genial e irrepetible de Kubrick. Una película que no solo llega al cerebro, sino también al alma. Absolutamente imprescindible.